enarzh-CNfrdeiwjanofaptruessv
Estilos de gestión

Calificación de contenido

Nuestra calificación: 100% - 64 votos

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración de 5.00 (1 Voto)

En cualquier tipo de organización, el concepto de gestión desempeña un papel esencial para garantizar el logro de los objetivos de la institución a través de diferentes actividades como planificación, liderazgo, organización y control. Cabe destacar que los gerentes son las personas involucradas en las empresas líderes en el logro de objetivos y que le dan a la empresa cierto sentido de dirección. Igualmente, las empresas se crean para lograr ciertos objetivos que tienen como objetivo garantizar el crecimiento y la supervivencia de la entidad en el mercado.

Para lograr estos objetivos, se deben implementar diferentes estrategias para garantizar la coordinación adecuada de los diversos recursos necesarios en todo el proceso. En esencia, las estrategias adoptadas por el liderazgo de la empresa se conocen como los estilos de gestión. De acuerdo con Ejere y Abasilim, los estilos de administración (2013) son técnicas que se utilizan para influir en el comportamiento y el desempeño de los empleados según lo establecido en las políticas de la organización. Como tal, este estudio ilustrará los diferentes estilos de gestión utilizados por las instituciones y cómo afectan las operaciones tanto de los empleados como de la empresa.

Estilo de gestión autocrático

En este tipo de gestión, el líder o el gerente conserva todas las responsabilidades de poder y decisión de la institución. En particular, este tipo de gestión permite a los gerentes tener control total de las diferentes actividades que tienen lugar en la entidad. Comprensiblemente, poca o ninguna consulta tiene lugar entre la gerencia y sus empleados (Schoar, y Zuo, 2017). También se espera que los trabajadores obedezcan las órdenes o reglas establecidas, sin que se exija ninguna campaña o explicación de las partes. La principal preocupación en este tipo de gestión es el alto nivel de inflexibilidad y el intercambio de poder que dificultan la participación de otras personas en el proceso de toma de decisiones de la empresa. Además, no promueve la creatividad y la diversificación del trabajo en la empresa, ya que solo una persona tiene derecho a proporcionar instrucciones y establecer reglas en la institución. Sin lugar a dudas, este tipo de estilo de gestión se centra en lograr las tareas, pero no en la cantidad de recursos humanos necesarios para alcanzar los objetivos. Comprensiblemente, esta técnica aumenta la incapacidad de la empresa para crear redes comerciales extensas que puedan mejorar su control del mercado. Igualmente, los clientes y otras partes interesadas tienen poca participación en las operaciones de la institución.

Estilo de gestión democrática

El estilo de gestión democrática representa un método abierto para liderar la empresa. Comprensiblemente, las ideas se mueven libremente en la entidad y los diferentes departamentos y eventos son discutidos abiertamente por la gerencia y los empleados. Esencialmente, este método de gestión se requiere en entornos dinámicos, así como en industrias altamente competitivas. La implementación de este estilo requiere la consideración de cualquier idea que prometa mejorar el desempeño de la compañía y mantener actualizados los sistemas de la institución. Según Ejere & Abasilim, (2013) el liderazgo democrático implica facilitar las conversaciones, alentar a los empleados a compartir ideas y analizar todas las ideas presentadas para desarrollar un plan práctico y alcanzable. Además, un gerente democrático debe poder involucrar a los diferentes grupos de la empresa en el proceso de toma de decisiones, así como informarles sobre el plan y los objetivos de la institución (Schoar, & Zuo, 2017). Igualmente, la implementación de este estilo ayuda a aumentar el nivel de confianza y comunicación entre los distintos departamentos de la entidad. Considerablemente, el estilo de gestión democrática alienta a los gerentes a mantener a sus subordinados informados sobre diferentes asuntos que pueden afectar su desempeño, les permite a los empleados participar en la toma de decisiones del proceso de la institución y brindarles la oportunidad de desarrollar sus habilidades.


Ver también: Admisión académica Servicios de escritura de papel


Estilos de gestión persuasivos

El estilo de gestión persuasivo alienta a los gerentes a mantener el control indirecto sobre ciertos aspectos de la empresa. Comprensiblemente, en lugar de dar órdenes, los gerentes que usan esta técnica explican a sus empleados cómo realizar tareas específicas. A través de eso, los trabajadores se sentirán más involucrados en el funcionamiento diario de la empresa y en el proceso de toma de decisiones de la entidad (Strom, Sears y Kelly, (2014). Sin embargo, la autoridad última aún reside en el gerente como lo ha hecho Los últimos poderes en cualquier plan ejecutado por la organización. Comprensiblemente, la administración persuasiva es útil cuando la empresa toma una decisión compleja que requiere la participación de todos los jugadores y el empleo de diferentes recursos. Moriano, Molero, Topa y Mangin, (2014) destacaron que un gerente persuasivo incluye uno que usa habilidades individuales para interpretar distintas situaciones en la empresa. Aunque este estilo presenta numerosas similitudes con el estilo autocrático de la administración, en la técnica persuasiva el gerente toma la decisión y luego explica a los empleados las razones de la decisión y Sus efectos en el negocio. En resumen, los estilos de gestión persuasivos intentan dar sentido a la decisión tomada y limitar la comunicación. Entre los diferentes niveles de gestión.

Estilo de gestión de laissez-faire

En este estilo de gestión, el gerente otorga a los empleados la libertad que desean y limita su participación en el control de las actividades de la institución. En particular, toda la autoridad y el poder se otorgan a los empleados que los ayudan a determinar los objetivos, las decisiones y el mecanismo de resolución de disputas que se utilizarán en la entidad. Comprensiblemente, un gerente de laisers-faire delega la autoridad, retrasa su decisión y no proporciona comentarios para ayudar a sus subordinados a llegar a un consenso sin su aporte. Además, estos gerentes creen que la libertad de los empleados ayuda a aumentar su creatividad y comprensión de los factores externos e internos que pueden afectar el funcionamiento de la empresa. La comprensión de estos estilos de liderazgo se basa en dos pilares (Moriano et al., 2014). Primero, los gerentes creen que cada empleado tiene una especialidad y que pueden trabajar mejor si no se interfiere, mientras que otros líderes consideran que su puesto es electivo y pueden perder el control de la institución si aumentan su control de la entidad.

La elección del estilo de gestión que se utilizará en una institución depende del tamaño y la complejidad de las actividades llevadas a cabo en una organización. Por lo tanto, es esencial que el gerente evalúe las consecuencias de su técnica de liderazgo, ya que afecta tanto el desempeño de los empleados como la competitividad de la empresa.

pin It
Oferta Especial!
Utilizar Cupón: UREKA15 Para obtener 15.0% de descuento.

Todos los nuevos pedidos en:

Escribir, reescribir y editar

Ordena Ahora