La nutrición y su importancia

Calificación de contenido

Nuestra calificación: 100% - 64 votos

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración de 5.00 (1 Voto)

La nutrición puede considerarse como la ingesta de alimentos que consiste en elementos esenciales que pueden ser utilizados por el cuerpo en relación con sus necesidades dietéticas. Una dieta bien equilibrada en combinación con la actividad física puede contribuir en gran medida a una salud individual centrada en la ingesta de productos nutricionales. A nivel mundial, las organizaciones de salud recomiendan tomar una buena nutrición, ya que aumenta la inmunidad de un desarrollo individual, físico y mental y reduce la susceptibilidad a las enfermedades, así como el rendimiento de la productividad.

En esencia, la nutrición abarca la identificación de ciertas enfermedades que pueden estar relacionadas con los factores de la dieta, como alergias a los alimentos, mala alimentación e intolerancia a los alimentos. La definición de nutrición se presenta salvajemente. Al igual que en los hospitales, puede referirse a la ingesta de alimentos que requieren los pacientes, ya que su canal de administración es por vía intravenosa o intragástrica. Pero en general, la nutrición se denomina estudio de alimentos nutricionales basados ​​en la utilización de nutrientes por parte del cuerpo y su relación con la salud, la dieta y las enfermedades.

La nutrición juega un papel importante en la salud de los individuos. Ayuda al individuo a alcanzar una salud óptima específica ya que comer alimentos de dieta balanceada mejora la salud de las personas y su bienestar al reducir los posibles factores de riesgo que podrían causar la muerte. [1] Los alimentos incluyen fuentes de energía como vitaminas, minerales, proteínas y productos esenciales. las grasas. Estos elementos son esenciales en el funcionamiento del cuerpo, ya que crea células y tejidos y repara los dañados. En esencia, mejora la tasa metabólica de un individuo. La buena nutrición también proporciona los bloques de construcción de los músculos. Los productos alimenticios que contienen elementos proteicos son degradados por el cuerpo en aminoácidos. Estos aminoácidos poseen la capacidad de fortalecimiento y construcción de los tejidos musculares. La nutrición adecuada también ayuda al cuerpo a través de la provisión de energía. Los productos alimenticios como los carbohidratos le dan al cuerpo de una persona la energía para funcionar correctamente durante el día.

Sin embargo, una elección individual de alimentos afecta considerablemente su salud en general. La investigación ha demostrado que las elecciones específicas de alimentos, cuando se combinan con actividades físicas regulares, pueden permitir a las personas mantener un peso saludable, que es un factor primario que reduce los riesgos de enfermedades crónicas. Las investigaciones han demostrado que las dietas poco saludables y los logros nutricionales inadecuados contribuyen en gran medida a la epidemia de obesidad, mientras que la nutrición inadecuada está relacionada con los riesgos fundamentales para la salud, incluso para aquellas personas que poseen pesos saludables. Suministro de nutrientes que pueden nutrir las células y construir órganos. Los nutrientes que se obtienen de un producto alimenticio nutricional pueden reducir el colesterol, reducir la presión arterial alta y mejorar el bienestar individual. El cuerpo necesita alimentos nutritivos que contengan vitamina C para la producción de colágeno. Si no se adquiere vitamina C, se pueden producir enfermedades como el escorbuto. La enfermedad se origina en la deficiencia de vitamina C. El colágeno es responsable de la producción del bloque de construcción del cartílago, los ligamentos, los tendones, los huesos y la piel.


Ver también: Admisión académica Servicios de escritura de papel


La nutrición también es importante en los deportes. Los estudios han revelado que una nutrición adecuada actúa como un proveedor de energía para los atletas cuando están a punto de desempeñarse. Como los atletas queman calorías más rápido que los no deportistas, a menudo consumen muchas calorías durante el día. Sin embargo, las calorías consumidas deben provenir de alimentos nutritivos basados ​​en la dieta balanceada de un individuo. Los materiales nutricionales que contienen carbohidratos pueden ayudar a un atleta a desarrollar músculos y la creación de glóbulos rojos de la sangre que son esenciales para regular el oxígeno en todo el cuerpo. Una pequeña porción de grasas también es un factor necesario que puede ayudar a una persona al proporcionarle energía y ayuda al cuerpo a procesar las vitaminas. Las frutas y verduras son nutritivas. Son excelentes fuentes de vitaminas y minerales que son responsables del crecimiento de los músculos y la promoción de los huesos. El agua también es una parte esencial de la nutrición del atleta. Ayuda a regular la temperatura, ayuda en los procesos de digestión y previene la deshidratación. La deshidratación es responsable de iniciar los calambres musculares que producen fatiga. En este caso, tal condición afectará negativamente el rendimiento de un atleta.

Sin embargo, hay cinco nutrientes más esenciales. Incluyen; Calcio, proteínas, fibra, hierro y nutrientes antioxidantes como las vitaminas C y E, el betacaroteno y el mineral selenio. Estos nutrientes poseen elementos nutricionales que un cuerpo requiere diariamente. El cuerpo necesita fibra para proporcionar una buena nutrición y un crecimiento saludable. El hierro es responsable de mejorar el crecimiento y desarrollo, así como el desarrollo del cerebro y sus funciones. [3] La mala nutrición que no cubre el consumo de dichos elementos alimenticios se ha relacionado con defectos asociados con enfermedades cardíacas, daños al riñón, hipertensión , y la diabetes. En los niños, ha provocado un retraso en el crecimiento, causa fatiga y una concentración baja en la escuela. Esto implica que las personas necesitan comer una dieta balanceada que juega un papel vital en la buena salud que mejora la provisión de energía, proteínas, grasas esenciales, vitaminas y minerales.

Por otra parte, la nutrición durante toda la vida promueve resultados de embarazo saludables. Los médicos a menudo recomiendan la ingesta de una dieta baja en calorías entre las mujeres embarazadas. Esto se debe al hecho de que la ingesta de alimentos nutricionales altos en calorías puede provocar problemas de sobrepeso y obesidad que pueden contribuir a los resultados adversos del embarazo. Por lo tanto, una nutrición bien equilibrada juega un papel importante en las mujeres embarazadas. Las investigaciones han demostrado que la desnutrición, la sobrealimentación y la composición de la dieta a menudo afectan el crecimiento del fetoplacentario y disminuyen los patrones metabólicos de un bebé. Esto podría luego iniciar efectos metabólicos adversos para la descendencia más adelante en la vida. [4] Por lo tanto, tener una preparación de alimentos preparados para la dieta nutricional puede traer un éxito fructífero para dar a luz a un bebé sano.

En resumen, la nutrición desempeña un papel fundamental en la vida del individuo que involucra el crecimiento, la reproducción, la salud y las enfermedades. La ingesta de alimentos debe seleccionarse en función de los nutrientes que contiene, ya que puede iniciar significativamente efectos negativos o positivos en el cuerpo. El cuerpo humano necesita nutrientes para realizar sus funciones. Tomar una buena nutrición aumenta la inmunidad de un individuo, así como el desarrollo físico y mental, por lo tanto, reduce el riesgo de enfermedades crónicas y aumenta la productividad de un individuo.

Oferta Especial!
Usa Cupón: UREKA15 Para obtener 15.0% de descuento.

Todos los nuevos pedidos en:

Escribir, reescribir y editar

Ordena Ahora